Sistemas Biométricos ¿Por qué usarlos?

Las tecnologías biométricas se pueden aplicar a las áreas que requieren soluciones lógicas de acceso, y puede ser utilizado para autorizar el uso de ordenadores personales, redes, cuentas financieras, expedientes del recurso humano o el sistema de teléfono. En un panorama de negocio, el sistema biométrico de autentificación se puede ligar a los procesos del óptimo funcionamiento de una compañía para aumentar la responsabilidad de sistemas, vendedores, empleados y transacciones financieras, beneficios que impulsan el éxito de una empresa.

El alcance global del internet ha hecho que los servicios y los productos de una compañía estén disponibles las 24 horas, bastando sólo con la creación de un nombre de usuario y una contraseña, sin embargo, frecuentemente el consumidor olvida esta información, por lo que es necesario tomar medidas para recuperar o para reajustar su información perdida u olvidada. De allí, la invitación a la ejecución de los sistemas de autentificación biométricos, dejando atrás los antiguos métodos que suelen causar pérdida de tiempo.

La propuesta consiste en hacer posible implementar un sistema de autenticación de su huella dactilar, reconocimiento facial o el más novedoso: reconocimiento del iris; optando por el sistema que más se adapte a las necesidades del ambiente de la compañía. También, se puede extender su alcance a los consumidores, pues permitirá que éste tenga acceso a su cuenta, pague las mercancías y los servicios a través de comercio electrónico.

La premisa es no volver a perder u olvidar su nombre o contraseña de usuario, aplicable cualquier área, desde la entrada en un edificio hasta el acceso a una caja fuerte. Además, un sistema biométrico de la autentificación se puede ligar fácilmente a un uso computarizado, para supervisar la asistencia y el acceso de empleados mientras se incorporan o dejan las instalaciones de la compañía. En corto, la biométrica sin contacto puede y se presta como solución a las necesidades de acceso y control de las compañías actuales.